¿Por qué tu empresa debe tener página web?

El boom del internet trajo consigo un sinfín de beneficios que han sido bien aprovechados por aquellas empresas que han visto en la web una ventana para mejorar su comunicación y ampliar su alcance, incluso más allá de las fronteras.

 

De acuerdo con el informe Digital 2021 realizado por We Are Social y Hootsuite, al día de hoy el número de usuarios de internet en el mundo asciende a 4,660 millones de personas. Esto representa 59.5% de la población global, por lo que la posibilidad de llegar a un gran número de personas afines a tu marca es muy alta, siempre que recurras a las estrategias de marketing adecuadas.

 

Existen distintas formas de estar presentes en internet. Una de ellas es contar con una página web. En pleno siglo XXI, aún es común encontrar a varias empresas que no cuentan con un sitio en el que los usuarios puedan conocer sus productos o servicios u obtener más información acerca de ellas.

Tener una página web ofrece varias ventajas; entre ellas, transmite seguridad, confianza y credibilidad ante clientes potenciales y te pone en el mapa en los motores de búsqueda. Esto incrementa el reconocimiento de marca y, a la vez, genera una imagen moderna y a la vanguardia.

 

Asimismo, ofrece la oportunidad de estar en contacto permanente con los clientes, dándoles un servicio cómodo, personal y, sobre todo, 24/7, pues estarás visible todo el tiempo y ellos podrán seguir interactuando con tu negocio aun en horario fuera de la oficina. Además, al vincular un correo electrónico, WhatsApp u otro dato de contacto a la página web, los usuarios podrán enviar sus dudas, preguntas o comentarios, haciendo que la relación con ellos sea más cercana y directa. Esto te permitirá conocer sus necesidades, gustos y preferencias y hacer las modificaciones necesarias para ofrecer los productos o servicios que realmente buscan.

Otro beneficio es que, al proporcionar información completa sobre tus productos o servicios, hay mayores posibilidades de cerrar ventas, no solo físicas, ya que una página web también puede ser utilizada como tienda online.

Una página web significa tener una forma de publicidad diaria, con un alcance mundial a un costo bajo. Recuerda que representa la cara visible de tu marca, por lo que es importante cuidar ciertos aspectos, como actualizar constantemente la información, subir fotos de alta calidad y tener contenido relevante y claro para hacerla atractiva al público.